Verdades que duelen y cambian la vida

Este es un escrito que me ha tomado algo de tiempo reflexionar ya que quería pulir el mensaje hasta darle el brillo que considero para ser leído por aquellos quienes quizás aún no han visto algunas cosas en la vida como yo he apreciado.

Hay cosas que pasamos desapercibidas y que cuando nos percatamos de sus aristas o de las dimensiones nos duelen de una forma que no imaginamos experimentar algún día y en esta ocasión, en este espacio, en este website, quiero compartirlas como el mensaje que de verdad también vale la pena compartir.

Anuncios

Son contadas las veces que verás a tus seres queridos

Photo by Pixabay on Pexels.com

Hubo una ocasión a mis 25 años en la que hablé con un amigo sobre lo que seguía de mi vida tras haber terminado la universidad y mi interés de buscar oportunidades en otra ciudad. Este amigo me preguntó sobre mis padres, su edad y sobre cómo era mi relación con mi hermano, cuántas veces podría ver al año a mis padres, en ese momento sólo dije la edad de papá -Mi viejo anda en sus 60s ¿Por qué?- pregunté. Noté que hizo silencio, mirando a la nada mientras bebía su café me responde -Eso quiere decir que si bien nos va…te quedarían 15 o 20 oportunidades más para convivir, algo parecido como con mi papá- eso me dejó helado.

Lo más triste es que ese amigo se fue primero que yo a otra ciudad a probar suerte y afortunadamente consiguió el empleo soñado y sabes…a los 3 años (aproximadamente 2 o 3 ocasiones visitó la ciudad) su padre falleció. No tuvo las otras oportunidades para disfrutarlo porque sucedió el evento que todo mundo ha atravesado, la enfermedad que a muchos nos quitó un ser querido.

A veces nos guiamos por las emociones, los retos, somos egoístas y vamos tras lo que más queremos y no está mal pero, tiene un precio o un sacrificio que no muchos están dispuestos a llevar a cabo. Mi respeto y admiración para aquellos que lo han hecho, sacrificando el calor del hogar, un abrazo de papá, limitando las cientos de oportunidades de tenerlo de cerca a sólo una o dos al año. Fue en esa noche mientras bebía café con ese amigo que pensé mas allá en lo efímero y finito que es nuestro tiempo y nuestras oportunidades. Vívelo bien.

Anuncios

Muchos de tus amigos no son en verdad amigos

Photo by Daan Stevens on Pexels.com

«Sin dinero no hay amigos»una de las frases que más he escuchado. Son contados quienes en los momentos complicados están como amigos pero en su mayoría sólo están cuando tienes dinero, lujos, una buena apariencia o simplemente te va bien. Los verdaderos amigos son los que están allí cuando no hay nada de eso, cuando no hay algo que ofrecer a cambio.

Anuncios

Dinero: una pésima métrica a la felicidad

Photo by Alesia Kozik on Pexels.com

En redes sociales hay una dispersión desmesurada de momentos increíbles, viajes, autos, casas, cosas envidiables y solía relacionarlo con la felicidad de la persona pero me equivoqué ya que los niveles de felicidad no tienen relación alguna. Tales casos de lograr el estilo de vida o las cosas que más querían no basta y comienzan a buscar aún más de lo obtenido.

Entonces recaen en un ciclo de insatisfacción, comienzan a probar cosas nuevas en sus estilos de vida, en los casos más tristes desarrollan vicios. Otros optan por autoexplotarse más con hábitos en gran parte saludables como salir a correr, ir al gimnasio o torturándose mentalmente despertando a las 5 am para sacarle «más rendimiento al día»(jaja mal chiste lo sé). Es importante priorizar la salud mental primero y la felicidad interna antes que todo.

Anuncios

Los fracasos no siempre son oportunidades de crecimiento

Photo by MART PRODUCTION on Pexels.com

Solemos ver la derrota como una oportunidad de aprender o de crecer pero no siempre es así, en ocasiones simplemente nos lleva al dolor, al resentimiento y no avanzamos o no crecemos. A veces fallamos y no podemos solos, necesitamos a un amigo y si no eres tú en ese momento entonces sé ese amigo que tanto necesitan.

Anuncios

Nunca sabrás que quieres ser cuando seas adulto

Photo by Sharon McCutcheon on Pexels.com

Además de decir que «estoy a dieta» sea una de las mentiras que más he escuchado la de pretender saber qué queremos ser de nuestra vida en 25 años es otra no tanto mencionada. La persona tiende a estresarse y pasarse una gran parte del tiempo frustrado tratándose de definir un camino y darle sentido a su vida…viví una época de frustración pero finalmente mi ecuación de vida está planteada para ser resuelta en mis años por venir.

Tiempo después tuve una charla con una amiga a la cual admiro mucho por sus logros y las cosas que ha hecho después de la universidad, la estabilidad que goza y me sorprendió que a pesar de todo lo bueno que le ha pasado no sabe lo que quiere. No me mal entiendan, es claro que formar una familia es algo que realmente desea pero en términos de realización profesional, no puede definirse pero el seguirse moviendo, intentar cosas distintas, evita que caiga en un estancamiento.

Anuncios

Hay personas que realmente no se preocuparán por ti

Photo by energepic.com on Pexels.com

Hace un par de meses externé a través de instagram mi situación profesional y la problemática con episodios de estrés-ansiedad que estaba experimentando a causa de ello (actualmente no me sigue llevando tanto la chingada) y me sorprendí porque el formato de stories revela mucho de lo rancia que es la gente, inclusive de quienes creemos que son nuestros amigos y nos dirán algo al respecto.

Ese día ningún amigo o conocido me dijo algo al respecto, fueron personas que no conocía las que me dedicaron un poco de su valioso tiempo en decirme unas hermosas palabras de aliento. Mi profundo agradecimiento hacía esas personas que seguramente estarán leyendo esto. En un tiempo me preocupaba por compartir cosas en redes sociales y pensaba en el qué dirían o inclusive al compartir mi música me aterraba pero me di cuenta que somos tan estúpidos todos que pasamos la mayor parte del tiempo preocupados por nosotros mismos.

Vive tu vida de acuerdo a tus valores.

Anuncios

Vas a ser olvidado

Photo by eberhard grossgasteiger on Pexels.com

En cada familia nadie recuerda al Tatarabuelo, ni al bisabuelo y mucho menos tus padres te los mencionan. Lo cierto es que ni las mentes brillantes de los siglos pasados son recordadas. Se van distanciando con el paso del tiempo. Inclusive en una grandiosa relación laboral, matrimonial, noviazgo o social, al tiempo somos olvidados.

En cambio, lo que podemos hacer es impactar en la vida de alguien. Crear, compartir felicidad en quienes nos rodean.

Anuncios

Pensamiento estúpido: ¡Es que me llegó la edad!

Photo by Edward Eyer on Pexels.com

Un día me encontraba en mi antiguo empleo pensando en el sueldo que percibía y los años que me tomaría para ofrecerle a mi pareja una vida que yo consideraba ella merecer y me sentí tan abrumado por la edad que tenía y que en un par de años cumpliría treinta años, pensar que no había logrado algo, sin ingresos suficientes para cubrirme un máster o MBA, adquirir un crédito hipotecario, disfrutar la playa rascándome el ombligo mientras comía un delicioso coco a lado de la mujer que amo ¡Fui tan estúpido! ya daba por perdida mi vida y no era así.

Inventamos una línea de tiempo en nuestras cabezas, nos atormentamos porque alguien más joven se ha casado, ha tenido un cambio de puesto, ha ido de viaje o ha hecho algo importante y la vida se nos va pensando cosas cuando realmente son estupideces. Aprendí a enfocarme en lo mío y he notado como las cosas poco a poco se resuelven de alguna manera.

Anuncios

Talento vs Constancia

Photo by Martin Lopez on Pexels.com

Un ingeniero ya jubilado me llegó a decir que la constancia era la clave de todo y que la constancia vencía al más talentoso porque ellos no necesitan trabajar tan duro pero, al paso del tiempo me di cuenta de que si el talentoso decide trabajar duro pues…lo más seguro es que sus competidores van a sudar frío y entonces sí, serás un regular a su lado o estarás perdido.

Trabajar duro y ser constante puede darnos alguna suerte con una oportunidad pero la realidad es que siempre te va a ganar el talentoso, siempre y cuando este haya decidido volverse nuestro tormento. Si pierdes, no lo tomes personal, así es esto. Tampoco te des golpes de pecho.

Anuncios

La vida no es justa

Photo by Stefan Stefancik on Pexels.com

Durante mis años de universitario conocí personas que no merecían una cuarta oportunidad. Eran estudiantes que merecían quedar fuera por no aprovechar las oportunidades pero los maestros decidieron dar una cuarta oportunidad. Hoy en día están laborando en empresas que me interesaron mucho y me di cuenta que la vida no es justa.

A veces los malos ganan, los buenos pierden, los mediocres se salen con la suya y los que se esfuerzan aún más no son reconocidos como debería. Hay una suerte además que no podemos controlar, dónde nacemos, bajo qué circunstancias socioeconómicas vivimos, la infancia que vivimos…pero el internet es la alternativa que está igualando los duelos. Vendrán mejores tiempos.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s